Por iniciativa y del Patriarca y Canciller Escribano de la Comunión Ecuménica Mundial, se establece el Registro Ecumenico Mundial de Sacramentos y ordenes Sagradas (Worldwide Ecumenical Record of the Sacraments and Sacred Orders), que bajo la autoridad del Canciller Escribano es el encargado del registro y la protección de los datos históricos sobre la Comunión Ecuménica Mundial (Worldwide Ecumenical Communion) sus iglesias, comunidades, grupos de fe y ministros en cuanto a sacramentos y órdenes sagradas como también las que no se encuentran afiliadas con el consentimiento de las mismas y apego a la ley, llevando a cabo esta tarea  de manera personal y mediante delegados, o por intermedio de medios tecnológicos, bajo su jurisdicción registra y da fe de la administración de los sacramentos solicitados por los fieles en los diferentes carismas de fe y credos como también la consagración de los mismos a la vida religiosa y sus ordenaciones al magisterio en la iglesia de Dios en y todo el mundo bajo las mismas provincias y prelaturas de la Comunión Ecuménica Mundial (Worldwide Ecumenical Communion) 5 Provincias Inicialmente América, Europa, África, Asia y Oceanía y posteriormente a cualquier lugar habitado por el ser humano; a su vez será el encargado de elegir de entre los aspirantes y postulados, a los delegados a nivel mundial, sobre cada provincia y prelatura para el ejercicio de esta función, si en algún momento el encargo de Canciller Escribano es ejercido por otra persona, deberá contar con la aprobación del Santo Patriarca de la C.E.M. por medio de decreto, el delegado representante para las provincias será conocido como Superintendente Provincial y para las prelaturas el delegado representante de estas será conocido como Superintendente Nacional.

Se recomienda a los superintendentes nacionales, establecer delegados para los distritos dentro del territorio, para facilitar los procesos de gestión de manera inclusiva y eficiente.